Inauguración del espacio VICTOR CATALÀ - CINCLAUS

Inauguración del espacio VICTOR CATALÀ - CINCLAUS

29 de junio de 2019

INAUGURACIÓN  DEL ESPACIO VÍCTOR CATALÀ – CINCLAUS

El sábado 29 de junio, se estrenó el segundo espacio dedicado a Víctor Català. En este caso, en la capilla de Santa Reparada, antigua propiedad de la escritora adquirida por el Ayuntamiento de L’Escala. Se exponen fotografías de la autora y su vinculación con el mundo rural y concretamente con Cinclaus, donde ella tenía propiedades y donde además excavó la capilla.

La relación de Caterina Albert, Víctor Catalán, con Cinclaus origina por el hecho de que un antepasado de la familia Albert, Martín Paradís i Oller, se dedicaba al comercio con América y una vez se enriqueció, compró estos “masos” y tierras del término de Cinclaus.

De hecho, en 1850 Martí Paradís i Oller, que era el abuelo materno de Caterina Albert, compra el mas Peraquintana i Albornar. En 1877 Catarina Farrés i Sureda, abuela materna de la escritora, compra el mas Concas. Diez años más tarde también termina comprando las propiedades del mas Sastre, que comprendían un pajar pero también la capilla de Santa Reparada hasta que en 1897 se divide el heredado del mas Sastre y Catarina Farrés conserva el pajar, la capilla, parte de las tierras y abre al culto la capilla de Santa Reparada.

Caterina Albert, Víctor Català, fue un personaje muy polifacético, ya que además de escritora dibujaba y pintaba y fue muy aficionada a la arqueología y la etnología. En 1908 se iniciarán las excavaciones oficiales en las ruinas de Empúries y seguro esto influyó en la decisión de Caterina Albert de iniciar las excavaciones en Cinclaus, concretamente en la capilla de Santa Reparada. Parece ser que bajo el dintel descubrió restos de un mosaico de época romana, entre otros restos arqueológicos que localizar e inventariar con detalle, siguiendo la metodología de trabajo de campo arqueológico. Así consiguió una extensa colección que desgraciadamente le fue incautada durante la guerra civil, entre los años 1936 y 1939.

Y es que Cinclaus está muy vinculado a Caterina Albert, Víctor Català, a través de su madre Dolores Paradís i Farrés, que en 1917 restauró la capilla y creó la romería de Santa Reparada, celebrado el tercer domingo de septiembre .

La vinculación de Caterina Albert es tan fuerte con Cinclaus que se le atribuyen los gozos de Santa Reparada. Seguramente el encuentro dejó huella en la escritora, de hecho Solitud se escribe cuando el encuentro era más concurrido por la gente de la región.

La vinculación de la familia Albert con Cinclaus ha sido fundamental para dar a conocer y reivindicarlo. Lluís Albert explica como por la vigilia de Santa Reparada, a la espaciosa entrada de la casa principal, la hermana de Caterina Albert, Amelia, preparaba artísticas guirnaldas con flores para engalanar el dovelado dintel de la puerta entrada, el altar barroco y la pequeña nave. Al día siguiente iban todos con tartana hacia Cinclaus. Tras el oficio, la comida de fiesta con parientes, amigos e invitados se hacía en la sala comedor del mas Concas.

Por la tarde, ante la capilla había un baile de sardanas. En 1922 Caterina Albert, en su faceta de recuperación de la cultura popular, organizó un baile del contrapaso largo del Empordà. El mismo año excavó junto con su hermano Francisco el subsuelo de la capilla y encontró un mosaico, unas inhumaciones y fragmentos de cerámica de los siglos II y I a.

En 1997 el Ayuntamiento de l’Escala adquirió la capilla y la Generalitat de Catalunya procedió a su restauración. En la excavación practicada por los arqueólogos de Empúries en 2003 se pusieron en evidencia restos romanos del mosaico que había excavado Caterina Albert.

Actualmente, la capilla de Santa Reparada forma parte de los Espacios Víctor Català, junto con el Espacio Víctor Català del Alfolí de la Sal, en el centro de l’Escala, y también del futuro Espacio Víctor Català-Clos del Pastor, que recogerá su trayectoria como escritora pero también como pintora.