Fiesta de la sal

FIESTA DE LA SAL



El año 1997, coincidiendo con los 300 años del Alfolí de la Sal, nació la Fiesta de la Sal para rememorar los orígenes pescadores y saladores, la relación de todo un pueblo con el mar y para transmitir este mundo a las generaciones futuras. En el año 2016 la Generalitat la declaró Patrimonio Festiu de Catalunya. El año 2017, 20 años después, el Alfolí ha recuperado para la ciudadanía como Museo de la Escala.

La Fiesta de la Sal se celebra en la playa del antiguo puerto de l’Escala, cada tercer sábado de septiembre, alrededor del equinoccio de otoño, cuando terminaba la temporada de pesca del sardinal, volvían las familias de pescadores que iban a hacer tienda a otras playas de la costa y comenzaban los preparativos de la vendimia.

La fiesta muestra todos los elementos esenciales de la vida cotidiana de las familias de pescadores de l’Escala como son los oficios, las danzas, las canciones y la cocina. Los actos centrales comienzan a las 5 de la tarde, con una muestra de hasta 27 oficios marineros recreados por más de doscientas personas de todas las generaciones, vestidas con indumentaria de principios del siglo XX y culminan con la llegada del barco de la sal y el Ball del Drac. La fiesta termina a las 9h de la noche con el apagón de la luz eléctrica para dar entrada a las barcas con las velas iluminadas como señal de buena pesca, en uno de los momentos más emotivos.

Con el paso de los años la música se ha convertido en un componente imprescindible de la fiesta, ya que se inicia con un concierto del Coro Indika y termina con un baile popular de fin de fiesta. La música popular está presente con habaneras, canciones de taberna, canciones de los juegos de los niños Es tanta la importancia y eco que ha ido ganando la tarea de recuperación de la memoria oral de la Fiesta de la Sal que actualmente se está trabajando para que sea reconocida por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la humanidad.