Buen balance de una Fiesta de la Sal con cambios por la lluvia

Buen balance de una Fiesta de la Sal con cambios por la lluvia

La Fiesta de la Sal ha estado marcada este año por los cambios de programación debido a las lluvias del sábado. Sin embargo, el balance ha sido muy positivo, con mucho público en todos los actos.

La fiesta comenzaba el viernes, con un concierto inaugural que hacía pequeño el Alfolí de la Sal para ver los cantos y danzas de los gitanos del Rajasthan (grupo invitado de este año) y los gitanos de Cataluña. Además, se inauguraba una doble exposición sobre la Fiesta de la Sal y sobre las danzas gitanas, esta última con imágenes de Jacques Leonard. También se hacía con normalidad el Cercavars.

Buena parte de las actividades del sábado se tuvieron que posponer a domingo. Sí que se realizó la conferencia prevista en el Alfolí y por la noche, una vez pasadas las lluvias, se pudo realizar el intercambio de danzas y el encuentro de canciones junto al mar.

El domingo por la mañana, con un día bien soleado, se hizo la representación de antiguos oficios marineros -sin que pudiera estar el barco de la sal debido a la mala mar-, así como la tradicional ofrenda de sal, terminando la fiesta con el baile, a cargo de los Montgrons.